Qué son los T.P.

¿Qué es la personalidad?

A menudo, la personalidad suele confundirse con dos términos relacionados pero no sinónimos, como son el temperamento y el carácter:
– El temperamento hace referencia a las disposiciones biológicas del individuo y, por tanto, es difícil de cambiar o modificar. Se puede decir que incluye el sustrato neurológico, endocrinológico y bioquímico desde el cual la personalidad comenzará a formarse.
– El carácter se refiere a las características adquiridas durante el desarrollo y puede ser considerado como la adherencia de la persona a los valores y costumbres de la sociedad en que vive.
La combinación de ambos daría lugar a la personalidad, a la conjunción de todas nuestras características psicológicas moduladas por nuestro entorno social y condicionadas por nuestra biología y que conforman nuestra forma de ser, el conjunto de rasgos emocionales y conductuales que caracterizan a una persona en su vida diaria, su forma de pensar, sentir, comportarse y relacionarse.

 

Retrato de mujer

Hoy en día, la personalidad se define como “un patrón complejo de características psicológicas profundamente enraizadas, que se expresan de forma automática en casi todas las áreas de la actividad psicológica. Es decir, la personalidad es un patrón de características que configura la constelación completa de la persona” (Millón y Davis, 2002).
En su constitución juegan un papel muy importante la carga genética, las experiencias personales, las relaciones interpersonales significativas y el entorno sociocultural en que se vive.

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

Los trastornos de la personalidad son formas de pensar, sentir y comportarse que no se ajustan a lo que se espera de la persona conforme a su edad y la cultura en la que se desarrolla. Todos los tipos de trastornos de la personalidad tienen en común el hecho de tener grandes dificultades en las relaciones con otras personas, que se vean afectadas áreas importantes de la vida (familiar, social, laboral, personal, etc.) y, en la mayoría de los casos, un gran sufrimiento interno.

En definitiva, ¿qué es lo que no funciona?
– el pensamiento, es decir, en la forma de percibir e interpretar las cosas, personas, situaciones y a sí mismos.
– el estado de ánimo, esto es, en la gama, estabilidad, intensidad y adecuación de la afectividad y de su respuesta emocional.
– el comportamiento, con posibilidades de tener reacciones hacia el entorno inadecuadas y exageradas.
– Y las relaciones con los demás.

En cuanto a tipología, existen los llamados trastornos específicos, un total de diez tipos clasificados en tres grupos, y el trastorno de personalidad no especificado.

Para más información acerca de los tipos de trastornos de personalidad pinche aquí.